CRUDO - “HÉROES, ESCLAVOS Y TRAIDORES”



CRUDO son una banda de rock asturiana, afincada en Avilés, formada en Octubre del 2008. En 2009 editan  su primer trabajo, “SOMOSCRUDO”,  grabado por Julio Cernuda, en los estudios Pingüi de Avilés. Son ocho temas que les proporciona varios premios, 1º premio concurso de bandas CISLAN 2009 (Langreo), Premio a la calidad Musical ABIERTO HASTA EL AMANECER 2009, 2º premio Concurso “Ciudad de Oviedo” 2010, y dos nominaciones a los AMAS, un buen comienzo.
CICATRICES” ve la luz en Abril del 2012, grabado por Rubén Álvarez en los Estudios FMM de Avilés. Siete cortes crudos e incontestables, cortantes riffs capaces de dejar profundas heridas y perpetuas "cicatrices",  incluida una versión de “Algún Día Rodará tu Cabeza” de Barricada. Trabajo que les lleva por todo el territorio nacional y les proporciona dos premios AMAS, así como gran repercusión en prensa y crítica. Supone la puesta de largo de la banda y es la continuidad de un proyecto ya consolidado.
2015 vuelve a ser año de CRUDO. Se edita “HEROES, ESCLAVOS Y TRAIDORES”, nueve temas grabados una vez más por Rubén Álvarez (Premio AMAS 2014 como mejor guitarra), en los Estudios FMM de Avilés y representan la madurez y contundencia de un sonido potente, enérgico y sin concesiones.  
CRUDO, rock contundente, sin artificios ni edulcorantes, haciendo honor a su nombre, bebiendo de las fuentes de los clásicos de los 70´s, 80´s y 90, altas dosis de decibelios y energía a raudales, y ¿en directo?... Toda una declaración de intenciones…...te lo vas a perder?

CRUDO - “HÉROES, ESCLAVOS Y TRAIDORES”

Crisis. Hastío. Corrupción. Injusticias.
Cuando parece no haber salida, solo existe una solución: ¡¡grita!!
CRUDO lo hace con (o contra) las voces de “HÉROES, ESCLAVOS Y TRAIDORES”. No te lo pierdas.


Tras una maqueta y el primer álbum, “Cicatrices”, CRUDO arranca las raíces que crió durante el 2014 en el estudio para lanzar un nuevo disco sacado de las entrañas de este mundo. Fue grabado y mezclado por Rubén Álvarez en Estudios FMM de Avilés; y masterizado en Distrito Federal con Dani Sevillano. Repiten sello: El Subko Producciones.

Declaración de intenciones violenta y desgarradora desde la apertura del disco: “Ya no creo en nada”. Esta proclama se pega y se eleva en el estribillo intentando cubrir los arañazos de falsos profetas que intentan vender humo cuando más débil te encuentras. Y frente a los que creen en una fe exclusiva están los que creen que la exclusiva fe existente es la que se arrastra como mierda por su boca. “Bocazas” es lo más agradable que deberíamos gritar a estos filosófos inquisidores de barra de bar. Bañada en una base de rock clásico delicioso para suavizar la bilis. Un respiro con una melodía “100% CRUDO”: este mundo lo salvan los “Héroes”. Pero no los enmascarados, sino aquellos que con la verdad y la humildad por delante luchan cada día por lo suyo y los suyos. Y lucha y grito constituyen el siguiente tema: Fuenteovejuna no fue el fin del poder del pueblo contra el poderoso corrupto, que no te obliguen a recordar como “disturbios” lo que fue la búsqueda común de justicia, ¡grita con ellos en este tema de vertiginosa velocidad el ahora simbólico nombre de “Gamonal”! El aire más suavemente rockero puede que parezca no dar “Nada a cambio”, pero no se fíe... Además... ¿no puede estar parte de la clave en saber no esperar demasiado? Advertencia: no se relajen demasiado, porque aprovecharán el momento para poneros los grilletes de los sonidos más duros de CRUDO y convertiros en “Esclavos” de sus ritmos. Potencia desgarrada con la colaboración de la voz visceral de Pepo de Desakato, para abrir el cráneo de la masa alienada. Sin pausa, la apisonadora sigue destruyendo y haciendo reflexionar sobre la traición del ser humano. “Judas” se puede ser de otro, pero también de uno mismo. El final es el mismo para todos. Pero el final del disco no es este, no termina aún, no así. Con el par de flechas de fuego que son “No te rindas” “Dale”, alcanza la diana de los sueños haciéndola arder con esperanza. El primer tema sopla los versos de Benedetti sobre la inmundicia humana que se exorciza en la primera parte del disco, para conseguir hacer volar a aquel o aquella que aún es soñador. El segundo, con apoyo de Manu Álvarez a la guitarra, supone el empujón definitivo a seguir adelante. Cerrando las cicatrices del pasado. Como CRUDO ha hecho pariendo este segundo disco.

Recuerda: que nada ni nadie consiga hundirte, ¡grita! Pero no lo hagas nunca solo. Busca el coro de tus gritos en lo nuevo de CRUDO. ¡¡Dale!!

Fdo.: Sara G. R.