Manu Brabo y Fabio Bucciarell en Centro Niemeyer




CN_MARCA_color (2)

Manu Brabo y Fabio Bucciarelli estrenan la muestra ‘Siria’ en el Centro Niemeyer


  • Es la primera vez que se muestra esta exposición -que estará en el vestíbulo del Auditorio hasta el 7 de junio de 2015- y que recoge imágenes inéditas de Manu Brabo
El Centro Niemeyer de Avilés acoge, en el vestíbulo del Auditorio, la exposición fotográfica Siria, de los fotoperiodistas Manu Brabo y Fabio Bucciarelli, que se ha inaugurado hoy, 27 de marzo, y que permanecerá abierta al público hasta el 7 de junio de 2015.
La muestra recoge imágenes que muestran el horror del la guerra de Siria vista en primera línea desde la cámara de los fotógrafos, reconocidos por sus intervenciones en conflictos internacionales. La obra pone de manifiesto el dolor y la tragedia de una guerra que actualmente sigue su curso y sin un fin próximo.
La exposición Siria muestra por primera vez el trabajo conjunto de estos dos fotógrafos. Sus impactantes imágenes ofrecen la oportunidad de conocer y ser testigos del conflicto.
El horario de visita a la exposición es de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 (lunes y martes cerrado). El precio es de 2 euros general, 1,5 euros reducida. Miércoles entrada gratuita.


Manu Brabo
Manu Brabo (Zaragoza, 1981) es un fotógrafo freelance que centra su trabajo en conflictos sociales en todo el mundo. Desde el año 2007 trabaja mostrando el impacto de los desastres naturales, cambios políticos, revoluciones y conflictos armados en países como Honduras, Haití, Bolivia, Kosovo, Libia, Egipto, Siria, etc...
En los últimos años Manu Brabo ha trabajado para diferentes ONG y agencias internacionales como EPA o AP, y sus fotografías han sido publicadas en los más prestigiosos periódicos y revistas a nivel internacional.
Entre sus distinciones más recientes está, además del Premio Pulitzer, el galardón Silver, en la sección de Guerra y Desastres, en China International Press Photo, en 2013; el Primer Premio Chris Hondros Memorial International News, el Premio del público en Prix Vayeux-Calvados para corresponsales de guerra y, el Primer premio y mejor proyección en el National Headliner Awards, estos últimos en 2012.
Fabio Bucciarelli
Fabio Bucciarelli (Italia, 1980) es un fotógrafo documental que centra su trabajo en los conflictos y en las consecuencias humanitarias de la guerra. Fabio ha cubierto estos últimos años los principales acontecimientos en África y Oriente Medio. Trabajó en Libia, desde las primeras hostilidades hasta la muerte de Gadafi; en la guerra civil en Siria y en países africanos como Sur Sudán y Malí. En su trabajo siente la necesidad de contar la historia de la gente anónima y mostrar a través de sus imágenes información imparcial enfocada en los derechos humanos.
Antes de dedicarse a la fotografía, Fabio se licenció en Ingeniería en la Universidad de Turín (2006). Después se especializó en Imagen Digital en la Universidad de Valencia. Desde 2009 se dedicó exclusivamente a su carrera de fotógrafo y comienza a trabajar como para la agencia La Presse/Ap. Colabora con AFP, LUZphoto y diferentes ONG.
En 2013 su proyecto en Siria “Battle to Death” gana el prestigioso premio Robert Capa Gold Medal, concedido por la Asociación de Prensa Extranjera de Estados Unidos, que reconoce el mejor reportaje fotográfico publicado en el extranjero. También fue premiado por World Press Photo award, Pictures of The Year, Sony World Photo Award y FotoEvidence Book Awards.
Ha escrito el libro El olor de la guerra, sobre el conflicto en Libia.
La guerra de Siria, un conflicto vigente


Siria es un país de Oriente Próximo situado en la costa oriental mediterránea, con una república presidida desde 1970 hasta 2000 por Hafez-al-Assad, y a partir de entonces por su hijo Bashar.
Siria ganó su plena independencia de la ocupación francesa el 17 de abril de 1947. Antes de la ocupación estuvo bajo dominio del imperio otomano durante cuatro siglos, hasta el año 1918, cuando dejó de formar parte del imperio turco para caer bajo la ocupación inglesa, que posteriormente cedieron su posición a los franceses, según consta en los registros históricos.
En territorio sirio han convivido minorías de asirios, turcos y kurdos junto con refugiados palestinos. Además, desde el punto de vista religioso, antes de estallar la guerra había un 74% de sunies, 12% de alauíes,  8% de cristianos, 3% de shiíes y 3% de drusos.
Tras la muerte de Hafez-al-Assad, que gobernó el país durante 30 años modernizándolo pero sometiéndolo a una brutal represión, tomo las riendas su hijo Bashar, con un discurso en el parlamento cargado de mensajes de apertura y modernidad. Pero estos primeros indicios aperturistas desaparecieron ante la primera señal de disidencia, haciendo desaparecer libertad de expresión y de economía.
Con la Primavera Árabe iniciada en 2010 en Túnez, Egipto y Libia, el movimiento de petición de modernización llegó a Siria. La gente salió a la calle tal como habían hecho egipcios y tunecinos, lo que generó aún más represión y la aparición de grupos rebeldes heterodoxos que luchaban contra el Gobierno.
Parte de la sociedad civil y el ejército se alzaron en armas formando el Ejército Libre de Siria (ELS). A su vez, otros grupos opositores incluyeron grupos radicales como el Estado Islámico de Irak y Levante.
A comienzos de 2012 los rebeldes habían logrado dominar muchas localidades del norte, en parte por el apoyo de Turquía. Para entonces la revuelta era ya una guerra civil.
A finales del segundo semestre de 2012 comienzan a llegar grupos radicales islamistas que se unieron a los grupos seculares. En 2013 Hezbolá entró en la guerra del lado del ejército sirio. Aprovechando la situación, los kurdos del norte, se alzan en armas, enfrentándose al Gobierno y a la oposición.
Con esta situación, la comunidad internacional se divide en sus apoyos. Rusia y China protegen sus intereses y apoyan a Asad, evitando el bloqueo del envío de armas al régimen sirio y suministrando dichas armas. La Unión Europea impone un embargo de armas a Siria en mayo de 2011. En mayo de 2013 la OTAN certifica el uso de armas químicas en la zona.
Siria entra en 2015 más fragmentada que nunca, y cuatro años después de la guerra civil, no da visos de llegar a un final.
Más información de los fotógrafos en los siguientes enlaces:

http://www.fabiobucciarelli.com/

Mostrando IMG_20150327_114618799.jpg

Mostrando IMG-20150327-WA0000.jpg